Información jurídica desde la perspectiva de la Abogacía


 

ACIJ denuncia fuerte desfinanciamiento de las políticas contra la violencia de género

La importante ONG señala que el presupuesto disponible para reducir la desigualdad de género en 2024 es 62% más bajo que en 2023. Al primer cuatrimestre se ejecutó un 26,8% menos que el año pasado.

Género y abogacía 05/06/2024 Redacción
violencia-de-genero-e1549401016118
violencia-de-genero-e1549401016118

En el marco del #3J, la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) y el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) analizaron el presupuesto nacional con perspectiva de género y compararons la ejecución presupuestaria del primer cuatrimestre de 2023 y 2024. 

En tal sentido encontraron un grave desfinanciamiento en las políticas tendientes a la erradicación de la violencia por razones de género: el programa ACOMPAÑAR redujo su ejecución en un 79% y acciones de ayuda urgente para familiares de víctimas de femicidios, transfemicidios y travesticidios no ejecutó presupuesto.

Otros programas de protección y rescate de víctimas de violencia y trata registraron caídas del 72,1% y 90%. En cuanto al gasto en infraestructura del cuidado, se advierte que la ejecución es casi nula, mientras que en el gasto en protección social se observan reducciones del 32,2% en Moratorias, del 10% en la Prestación Alimentar y un aumento del 13,5% en las erogaciones asociadas a la Asignación Universal para Protección Social (AUH y AUE). 

¿Qué pasa con el presupuesto para las políticas de género?

El informe desglosa la ejecución presupuestaria del sector en sus principales aspectos

1. El presupuesto con perspectiva de género: una mirada de conjunto

El gasto en las políticas públicas que, según el propio Estado apuntan a reducir la desigualdad de género fue, en lo que va de 2024, un 26,8% más bajo que el año pasado. Este ajuste es similar al que sufrió el presupuesto nacional total, que fue del 28,9%.
El presupuesto nacional para 2024 surge de la prórroga del presupuesto de 2023, que no fue actualizado por inflación. En el caso de las partidas de género, ese presupuesto fue incrementado nominalmente en un 33,4% durante el primer cuatrimestre. Sin embargo, con un aumento acumulado de precios del 64,9% en el primer cuatrimestre de 2024 y un nivel de inflación promedio esperado del 250% para todo el año, la actualización resulta muy insuficiente. Tras las reasignaciones, el presupuesto vigente (disponible para todo el año) es, en términos reales, un 62% más bajo que el de 2023.
Ya se ha ejecutado prácticamente la mitad (49%) del presupuesto anual disponible para las políticas de género.


2. El gasto contra la violencia por razones de género

El programa ACOMPAÑAR ejecutó $17.529 millones entre enero y abril. En términos reales, esto representa un ajuste del 79% respecto a la ejecución del mismo periodo del año anterior. 
Acciones de fortalecimiento de la Línea 144 ejecutó $443,8 millones entre enero y abril. En términos reales, esto representa un ajuste del 25% respecto a la ejecución del mismo periodo del año anterior. Además, se advierte que el presupuesto ejecutado en esta actividad alcanza casi el 60% del presupuesto disponible para todo el año, lo cual da cuenta de la insuficiencia del presupuesto vigente para la Línea.
La actividad de acciones de ayuda urgentes para familiares de víctimas de femicidios, transfemicidios y travesticidios no ejecutó presupuesto durante el primer tercio del año.
La actividad de Protección de víctimas de violencia del programa de Afianzamiento de la justicia del Ministerio de Justicia ejecutó un 72,11% menos en el primer cuatrimestre de 2024 que en el mismo periodo de 2023. Finalmente, el programa de rescate y acompañamiento a víctimas de trata ejecutó casi un 90% menos que el mismo período del año pasado.

3. El gasto en cuidados

El programa de fortalecimiento de la infraestructura social, del cuidado y sanitaria que depende del Ministerio de Infraestructura sigue sin ejecutar ningún recurso en lo que va del año.
El programa destinado al fortalecimiento edilicio de jardines infantiles apenas ejecutó $34 millones, que representa menos del 1% de lo ejecutado en los mismos meses de 2023.

4. El gasto en protección social

Las partidas destinadas a protección social explican la mayor parte del PPG. El presupuesto para Moratorias previsionales, Asignación Universal por Hijo y por Embarazo, Tarjeta Alimentar y Pensiones no contributivas para madres de 7 o más hijos explicaron el 85% del presupuesto con perspectiva de género ejecutado en 2023.
En relación al primer cuatrimestre de 2023, este año se produjo una fuerte caída de la ejecución de los programas del sistema previsional: -40,2% en Pensiones no contributivas y -32,2% en Moratorias.
Las erogaciones asociadas a la Asignación Universal para Protección Social ( AUH y AUE) subieron 13,5% en términos reales respecto al primer cuatrimestre de 2023 y las asociadas a la Prestación Alimentar cayeron 10%.
 
5. Los retrocesos en transparencia presupuestaria

Por último, cabe alertar sobre retrocesos en materia de transparencia: desde inicios de 2024 no se actualizan los monitores oficiales de los presupuestos transversales de Presupuesto Abierto, donde la ciudadanía podía dar seguimiento diario a las partidas de género, niñez, discapacidad y acción climática.

Los monitores de presupuestos transversales de Argentina han sido reconocidos internacionalmente por su valor en términos de transparencia y acceso a la información pública. En un momento en el que las políticas de recorte se encuentran en el centro de la escena pública, es esencial no perder las herramientas que tenemos para controlar el presupuesto.

Te puede interesar
Lo más visto
DOVIC-Graficos-Fiscales_05

El MPF presentó informe sobre su intervención para asistir a víctimas de delitos

Redacción
12/06/2024

La DOVIC presenta su informe estadístico anual: analiza las principales variables de su actuación ante casi 1300 intervenciones con víctimas de delitos. La mayor parte tuvo relación con mujeres agredidas por sus parejas o exparejas. Las fiscalías requirieron la asistencia en un 66% de los casos y se registró un importante número de pedidos espontáneos de las víctimas.